lunes, 9 de junio de 2014

Cosmicómic

Cosmicómic (Amedeo Balbi / Rossano Piccioni, Salamandra, 2014) es un gran ejemplo de texto divulgativo: rigor científico perfectamente amalgamado en un enfoque narrativo apasionante, casi una novela de intriga en la que para llegar al descubrimiento final --la demostración científica del origen del universo en una explosión conocida como Big Bang-- viajamos por múltiples meandros, avances y retrocesos, pistas falsas y aciertos definitivos que configuran el primer paso de todo lo que conocemos.

Apta para los últimos cursos de la ESO y el Bachillerato, no sólo ilustra con claridad el aspecto concreto del origen del universo, sino que muestra en qué consiste la investigación científica, como colaboran unas disciplinas con otras, como muchas veces los fracasos son imprescindibles para el éxito final. Muy recomendable.

«Lo que encontraremos en este ‘Cosmicómic‘ es la historia, que empieza a principios del siglo veinte, de cómo científicos tan conocidos como Hubble o Einstein, y otros mucho menos conocidos para el público general, irán aportando piezas, pruebas de lo que al final constituiría la teoría del Big Bang, la teoría más comúnmente aceptada para el origen del universo. La obra hace justicia a físicos y astrónomos que aportaron mucho a la ciencia y que el público general ha olvidado. Como relato resulta especialmente interesante ver los pormenores de cómo se llegó a descubrir que el universo es muchísimo más grande de lo que se esperaba, cómo se usó el efecto Doppler para calcular la velocidad a la que se alejan los cuerpos celestes entre ellos, cómo se descubrió la radiación residual que daba la pista sobre una explosión primigenia de materia que daría origen al universo. Con una obra sencilla, en la que no veremos ni una triste ecuación, el público podrá entender mucho mejor cómo se llegó a la conclusión de que el universo se originó con el Big Bang y cuáles son las pruebas que fomentan esta afirmación.» #